En este momento estás viendo Una tarde en Padua

Una tarde en Padua

Llamada «la joya olvidada del Véneto» se encuentra en el norte de Italia, a tan solo 40 minutos en coche de Venecia y a una hora de Verona.

Y después de pasar la mañana en el Lago Di Garda, ha llegado el momento de conocer Padua, ¿nos acompañas?

Bienvenidos al capítulo 6 de nuestro Road Trip’23.

Padua, un poco de historia

Cuenta la leyenda que Padua fue fundada en 1.132 AC por un príncipe troyano llamado Antenor, el cual escapó de la destrucción de Troya.

Ciudad inseparablemente ligada a la figura de un monje franciscano del siglo XIII, que seguramente conozcas por el nombre de la ciudad, pero te daremos una pista, se le suele pedir encontrar objetos perdidos o pareja.

Paseando por Padua

Llegamos a primera hora de la tarde y el objetivo era conocer Padua brevemente para a la mañana siguiente partir hacía el próximo destino.

Porta Portello

Sin duda alguna al llegar a Padua nos encontramos un ambiente totalmente distinto al de Verona, quizás sea porque no es tan turística como otras ciudades, pero eso le aporta ese toque original que otros destinos con el turismo van perdiendo.

Si buscas información sobre esta ciudad lo primero que te vas a encontrar es su Basílica, como una vez en la ciudad ya que es un edificio impresionante.

Basílica de San Antonio de Padua

Llamada por los habitantes de la ciudad «Il Santo» por el cariño que la ciudad tenía al monje franciscano posteriormente conocido como San Antonio de Padua, es un edificio construido para albergar la tumba de este santo.

Es un edificio enorme, una vez dentro se respira muchísima devoción y respeto, puedes pasar alrededor de la tumba de San Antonio, pero te pedirán que evites hacer fotos y videos por respeto.

Llegamos casi a la hora de cierre y la visita tuvo que ser rápida, pero sin duda, aunque no seas católico, debes visitar este templo.

La plaza más grande de Italia

«Prato della Valle» es una plaza elíptica de 90.000 metros cuadrados considerada la más grande de Italia y una de las más grandes de Europa.

Rodeada por agua, con cuatro puentes y con decenas de estatuas que guardan una isla verde en su centro, foto característica el reflejo de sus estatuas al atardecer.

Centro histórico

Nuestra breve visita acaba paseando por el centro histórico, la «Piazza della Frutta» con el «Palazzo della Ragione«, la «Piazza dei Signori» y su pintoresca «Torre dell’Orologio» con su reloj Astronómico, en esta plaza además había muchísimo ambiente, llena de terrazas.

Palazzo della Ragione
Torre dell’Orologio

Entre los imprescindibles nos faltó visitar la «Capilla de los Scrovegni«, el «Pedrocchi Cafe» o la famosa universidad de Padua entre otros.

Y esta es nuestra breve visita por Padua, que tendrá Italia que está llena de joyas. La aventura continua próxima parada . . . Venecia

Deja una respuesta